23/7/21

Maneras nuevas cocidas al calor de las redes sociales

 No es verdad

Al lado de las papas fritas y las propagandas, también hay manzanas y lechugas y huevos y nueces…

Hace un mes cambié mi manera de organizar la semana y se lo debo a diferentes posteos de personas que compartieron ideas en instagram, una red a la que muchas veces miramos con desconfianza, pero que también tiene mucho de bueno...Pasen y vean:

*De @bienvenidobienestar tomé la idea del círculo de la vida con sus doce elementos y decidí que era bueno escribir al menos algo para cada uno. Si bien adapté algún nombre traté de dejarlos lo más parecidos posible. ¿El más difícil para mí? el de la comida casera elaborada, pero ahí voy, ja

*De @liderandoentribu y @tengounplan saqué la idea de hacer de la planificación un ritual. Darle un momento fijo y armar una rutina. En mi caso, buena música y un té, alcanzan.

*De @notan.nomade tomé lo de agregarle a los cuadernos papeles, recortes y dibujos. Me encanta lo vivir con espíritu viajero siempre con algo para escribir en el bolso.

*De @terapiadelhogar "robé" lo de la casa con su propia identidad. ¿Preparar la semana no es prever un espacio-tiempo habitable? Este modelo se me ajusta lo más bien porque al no poner días fijos me permite dejar que la improvisación (tan típica mía) siga respirando, pero sin dejar que me pierda atrás de espejitos de colores.

¿Les pasa también que andan por instagram como vecina con bolsa de red? ¿Me cuentan?

26/4/21

Caja de otoño

(Video de presentación donde se ve una caja con hojas secas y semillas. 
Si no puede verlo haga click aquí

No vale encerrar al otoño en épocas de cuarentena.
No vale dejarlo solo y en penitencia atrás de las ventanas de la casa.

Sonia Jaroslavsky me contó de las escuelas Waldorf y después de investigar un poco me pareció que era lo que andábamos necesitando en épocas de encierro y de rituales perdidos.

Usamos una caja de mesa (¿hace falta aclarar que en épocas de mudanza la una sobra y la otra falta?) para ir poniendo nuestra cosecha de las mañanas de caminata. Por ahora tenemos:
hojas rojo suave,
rojo fuerte,
rojo amarillo,
amarillo limón
y amarillo patito,
marrones claras
y como de café cargado…
Las tenemos en ramos,
arrancadas del árbol
y juntadas del piso…
puntudas y redondas,
lisas y con puntos…
Las semillas vienen con pinches,
en chauchas y
en forma de comida de ardillas de dibujito animado...

Y acá la seguimos queriendo que el otoño se encargue de seguirle el ritmo a nuestros cuentos cotidianos.

(Usted que llegó hasta acá anímese y arme también su mesa. Y no sea tímida o tímido y pase por acá a compartir sus ideas)

21/4/21

Una escuela a un click de distancia- Artículo nuevo

Acá de lo más contenta con la nueva publicación de "El toldo de Astier" (Revista de la Universidad de La Plata) donde aparece un artículo que escribí sobre la experiencia de escuela rodante que hicimos en la ciudad de Azul el año pasado.

Pasen, lean, opinen y todo lo demás. Yo, feliz de escuchar sus palabras para seguir pensando en comunidad.
Ah, y gracias a la profesora Manuela López Corral por la invitación!!

La cuarentena trajo aislamiento, cierre de escuelas y un enojo de brazos cruzados en mi casa: Simón, mi hijo de ocho años, decidió que no iba a hacer la tarea. Que no quería, que yo no era la maestra, que cuando volviera la escuela... Luego de intentar estrategias varias amparada en mis años de maestra y educadora de museos, me di cuenta que de nada me servía. Llamé a una mamá del grado y tímidamente le pregunté si quería hacer zoom “de tareas compartidas”. sigue